La Odisea ha comenzado

La pasada semana iniciamos con los alumnos de todo el cole el proyecto que desde la biblioteca se coordina y en el que cada año vamos desarrollando multitud de tareas entorno a una obra literaria. Este año nos adentraremos en La Odisea de Homero y empezamos con una actividad de presentación que resultó bastante impactante para los alumnos.

Todo comenzaba con la aparición por sorpresa en el patio de un gran caballo, construido por las maestras de infantil y un grupo de madres a imagen y semejanza del famoso Caballo de Troya. Y es que tras esa batalla, descrita en La Ilíada, comienza la obra que este año vamos a trabajar. Junto a él venía un personaje importante en La Odisea, Telémaco, que había viajado en el tiempo en busca de ayuda. Les explicó a los alumnos que tras la batalla de Troya, famosa por el enorme caballo de madera usado para vencer, su padre, Ulises, no había regresado. Él se había topado con ese caballo y eso le hacía pensar que estaba cerca de encontrarlo, pero los dioses le hablaban y le decían que sin la ayuda de unos pequeños mortales no lo conseguiría.

Por supuestos los alumnos del Almodóvar y sus profes se prestaron rápidamente a colaborar. Observaron que para abrir el caballo era necesario concer los números del candado que lo cerraba. El problema para Telémaco era mayúsculo, tenia retos relacionados con números, combinaciones de un candado que funcionaban con números...

y él, ¡¡NO CONOCÍA LOS NÚMEROS!!

Y es que en la época que Homero sitúa a este personaje, los números no se escribían como ahora. Por eso necesitaba ayuda. Y todos los alumnos del centro, primero los mayores en su patio, y luego los de Infantil en el suyo, acudieron rápidamente en busca del reto que le correspondía a cada clase. Tuvieron que: resolver puzzles, acertijos, buscar herraduras o caballos, explicar a Telémaco como se llaman en nuestra época los meses o los días de la semana, descifrar crucinúmeros, sopas de letras y algún que otro mensaje encriptado. Con todo eso, trabajando en equipo cada clase y luego como UN GRAN EQUIPO todos juntos, pudieron encontrar la combinación para abrir el candado.

Dentro del caballo muchos decían haber oído al mismísimo Ulises, pero lamentablemente Telémaco y todos nosotros nos llevamos un pequeño chasco. No había nadie dentro. Eso sí, aparecío un pergamino. Ulises le escribió a su hijo diciendole que estaba atrapado el Palacio de Calipso.

Ya sabemos en el Almodóvar el siguiente paso para buscar a Ulises, pero el camino será largo, durará todo un curso y, solo será posible si trabajamos en equipo, si trabajamos juntos alumnos, maestros y familias.

 

¡¡¡ LA ODISEA HA COMENZADO EN EL ALMODÓVAR !!

 

Lecturas recomendadas

Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK